Memorias de un ángel caído [II] (Tellaexte vs Tellaexte)

Posted by el Domingo, octubre 5th, 2008

J.A. Tellaexte y Editorial Ludotecnia ®

1.- ¿Qué eliges hoy?

«Rock Island, 1931», de «Road to Perdition».

2.- El 10 de abril pasado anunciabas que Ludotecnia zarpaba de nuevo.

Zarpar es un verbo que tiene para mí bonitas connotaciones. Además, mientras un barco está amarrado sigue siendo un barco aunque no navegue, cuando zarpa… es más vistoso y evidente.


3.- ¿Crees que es necesario recurrir a tantas sutilezas para dar una noticia?

Siendo sincero, y dado el desastroso desenlace del anuncio, creo que lo mismo habría dado que me hubiera dejado de literatura. El rol no es un lugar propicio ni para los matices ni para el sentido del humor, mal que me pese.

4.- ¿Por qué nunca dices Ludotecnia «vuelve»?

Porque nunca nos hemos ido.

5.- Tú sabrás. Entonces, desde abril, Ludotecnia zarpaba de nuevo.

Efectivamente, desde abril he retomado los proyectos en los que mis compañeros habían seguido trabajando, y en sentido estricto, el engranaje volvía a funcionar a pleno rendimiento. Y por supuesto, me pareció oportuno informar de ello a la desanimada afición (¿el rol ha muerto?).

6.- No sé si queriendo o sin querer, pero te acabas de colocar…

Nuestro sistema de trabajo pasa inevitablemente por una fase final que se desarrolla en mi estudio (sede y centro neurálgico de la editorial), y si yo no estoy para atenderlo, simplemente la cosa no funciona como debe.

7.- ¿Existía algún problema?

No era ningún problema, sí una razón que se esfumó a las 11:45 del 24 de marzo.

8.- ¿Querrías decir algo más al respecto?

Que él también formó parte de Ludotecnia. Sus dibujos ilustraron muchas páginas de «Ragnarok» (en ambas ediciones), y sus tiras verticales sirvieron de principio a fin para decorar el diseño de toda la serie. También trabajó mucho y bien para el «Piratas!!». En Mutantes no participó porque el mundo del espionaje no era de su sintonía.

9.- Esta vez no ha habido promesas…

No ha servido de nada porque ha pasado como siempre, incluso cuando había promesas (que las ha habido hasta que se acabaron). En un mundillo muy dado a los bulos y refritos, a poco de anunciar que zarpábamos de nuevo ya había en la red un listado completo de nuevas obligaciones, y por supuesto de gurús que se tomaban todo con demasiada precaución.

10.- ¿Por qué crées que ocurre?

Lo de la expectación puedo entenderlo, lo que no entenderé jamás es por qué hay quien se empeña en poner en duda todo lo relativo a nosotros. Ellos sabrán.

11.- ¿Se lleva mal?

Supone un completo coñazo, si me permites la expresión.

12.- ¿Pero habrá alguna razón?

Esa razón (si podemos llamarla así) existe, desde luego. Forma parte de una vieja historia que algún día tocaremos y que consistía en originar presión innecesaria desde abajo, desde el público y las tiendas. El caso es que la inercia resulta cómoda y ha cuajado, y a día de hoy creo que no miento si digo que Ludotecnia es, con creces, la editorial que más presión ajena recibe por centímetro cuadrado, y como supone un auténtico coñazo, como he dicho antes, con todo ello se corre el riesgo de que yo tome decisiones que no son del agrado de nadie.

13.- ¿A qué te refieres?

Comparando nuestra presencia en foros y listas de correos a principios de esta década, con la actual, es evidente que se ha reducido. Si la cosa no cambia se reducirá aún más. Si comparamos la cantidad de texto o imágenes relativas a proyectos que hemos compartido con la afición, tampoco creo equivocarme si digo que hemos sido la editorial que más material a puesto a disposición del público, por lo que si nuestra presencia se ha reducido, de suyo es pensar que los de la cantinela están fastidiando a los que disfrutaban con nuestra política de puertas abiertas.

14.- ¿Qué ha publicado Ludotecnia en los dos últimos años?

Esa es la típica pregunta que sólo se le podía haber ocurrido a quien la parió, porque tratando de enfatizar nuestra falta de seriedad, lo que estaba haciendo era denunciar la de aquellos que publican por publicar con tal de mantener «presencia en el mercado» a cualquier precio, aunque saquen basura.

Dicho esto, siempre hemos apostado por la calidad, incluso cuando sacamos 11 productos en poco más de año y medio (1996-1998). Ahora pasa que la calidad se ha puesto más cara y cuesta más lograrla (en tiempo y planteamientos), porque la competencia ha mejorado mucho, porque hay productos que antes se vendían bien y hoy son inviables y hay que buscar alternativas, porque los libros hoy son más libros…, y con este panorama es lógico pensar que ninguna editorial, repito, ninguna, marque un ritmo como el que se llevaba en la década de los 90 del siglo pasado sin que acabe pasándole factura.

15.- ¿Y por qué no se entiende así?

Porque al aficionado se le entretiene con chorradas, o se entretiene sólo con ellas, mientras se le venden motos de todo pelo y condición, y el 95% no sabe realmente de qué va el asunto.

16.- ¿Ves salida?

Sí que la veo, de hecho ya se ha abierto. Internet, sin las bridas que la han gobernado en épocas recientes, se está demostrando como una herramienta valiosa para airear un poco el ambiente. Hoy resulta muy sencillo encontrar ejemplos de ediciones correctas sin apartarse del monitor, lo mismo que resulta fácil compartir experiencias de todo tipo, desde el prisma del consumidor, con las que «educarse». Y alabo este aspecto porque llevo años denunciando que un público desinformado es un público dócil.

17.- Has sonado un poco al Che.

Es que la frase «un pueblo que no sabe leer ni escribir, es un pueblo facilmente manipulable» no se reduce sólo a su estricto sentido, sino que desvela una verdad mucho más profunda y universal. Pasa en todos los ámbitos, y en el rol lo hemos visto y lo seguimos viendo: quien no puede valorar, traga y compra, que es de lo que se trata.

J.A. Tellaexte y Editorial Ludotecnia ®
18.- ¿No tienes miedo a que sabiendo, haya quien no te compre?

Sinceramente, que alguien que entienda lo que le debe dar un libro por el que paga (en tanto a su relación calidad y precio) se muestre reacio a comprar un libro de Ludotecnia, forma parte del juego. En cierto modo es un acicate para intentarlo hacer mejor la próxima vez. Me molesta más la posibilidad de que alguien se quede sin saber apreciar lo que ofrecen nuestros productos, independientemente de si los compra o no, porque ello delata una mala salud del mercado.

19.- Sin embargo, hay quien dice estar cansado de que se hable tanto de la afición y no de los libros.

Volvemos a lo mismo. Resulta mucho más sencillo hablar de cosas que no se entienden porque se desconocen (dan para mucho más), sin aclarar nada, que analizar el «estado de la afición», que mal que nos pese es triste porque está cansada de un trato que no sabe definir pero que nota en cuanto le colocan un manual a 45,00 Euros.

Con todo esto quiero decir que fin y a cuentas, hablar de la afición es hablar del mercado y de lo acertado de las alternativas que se le presentan. Como invertir tiempo en hablar de todo ello puede llevar a que se reflexione más de la cuenta —y como ya he dicho que es malo, muy malo—, permitir que se siga hablando de ella no resulta conveniente, por molesto.

20.- ¿SS Hospital?

Nuestro proyecto más avanzado y con más posibilidades de salir pronto.

21.- ¿Hay alguno más?

Sí, pero quedaría feo que después de quejarme de la fila de obligaciones que nos han puesto, empezara a soltar algo.

22.- ¿No te interesa mover el cotarro?

La verdad es que no tengo demasiado tiempo para invertir en desgranar otras cosas que no sean SS Hospital, ni tampoco demasiado interés.

23.- ¿Podremos hablar de SS Hospital?

Si la cosa va bien, no veo por qué no hacerlo.

24.- Mañana toca el pasado

Si no hay más remedio…

25.- ¿Hasta mañana entonces?

Hasta mañana 😉

Archivado en Editorial Ludotecnia,Entrevistas,J.A Tellaexte Isusi,Rol | 2 respuestas

2 Respuestas to “Memorias de un ángel caído [II] (Tellaexte vs Tellaexte)”

  1. Josefeel 06 Oct 2008 a las 17:18 1

    A ver si un dia cuentas lo que pasó con la Factoria.

    chao

  2. […] Memorias de un ángel caído II […]