Memorias de un ángel caído [III] (Tellaexte vs Tellaexte)

Posted by el Martes, octubre 7th, 2008

J.A. Tellaexte y Editorial Ludotecnia ®

1.- Para hoy he elegido «Hymn to Red October», de La caza del Octubre Rojo.

¿Puedo decirte que no la veo muy adecuada?

Boomp3.com

2.- Vamos a hablar del pasado, ¿no?

Sí, en eso habíamos quedado, y por eso mismo me parece un tema que no va mucho con lo que vamos a tratar. ¡En fin!

3.- Al tajo. ¿La Factoría de Ideas…

No, si vamos a hablar del pasado no podemos empezar por ellos.


4.- Me has jodido…

Pues lo siento, pero es que antes de que apareciera esta gente hubo una época bastante amplia en la que participó Ludotecnia.

5.- No, si ya; por eso me has jodido, porque no tengo nada preparado.

Pues te ayudo, pero para mañana prepara mejor la entrevista, por favor.

6.- Déjate de rollos y empieza.

Te aviso que voy tirando de memoria, que ya son unos cuantos años, así que perdóname si hay alguna inexactitud.

En 1985, Dalmau Carles Pla ponía en las tiendas la mítica «caja roja» que la afición sitúa como el primer jalón rolero, a pesar de que se trataba de un juego de mesa. Pues bien, en 1989, Joc Internacional edita la versión traducida de El Señor de los Anillos, con el que comienza su propia actividad editorial y la creación de un tejido de tiendas que servirá de soporte al mercado posterior. En 1990 se funda Ludotecnia C.B., y para 1991 saca su primer juego. Ese mismo año, Diseños Orbitales edita la primera edición española del Vampiro de White Wolf, y al año siguiente (1992) Zinco lo hace con el Dungeon & Dragons de TSR, en castellano. Como soy un desastre, intuyo que hubo alguna otra iniciativa más, porque los cierto es que en 1991 también estaba el Fuerza Delta de Miraguano (con portada de Royo), así que como te he dicho, discúlpame si me he dejado a alguien en el tintero.

Con todo esto quiero decir que en 1990 en España ya estaban presentes los rudimentos del mercado actual, y las posibilidades de negocio en su interior se mostraban halagüeñas porque el futuro se preveía como bastante bueno.

7.- ¿Cómo sabes que se presentaba tan halagüeño?

Ludotecnia nació bajo el amparo del Proyecto DEMA (dependiente de la Exma. Diputación Foral de Bizkaia), que apoyaba la creación de nuevas empresas. Para que aceptaran patrocinar cualquier idea hacía falta presentar una serie de informes previos que se cotejaban con la realidad por los responsables, de cara a darles el definitivo visto bueno, obviamente. DEMA avaló el inicio de Ludotecnia C.B. tras verificar los datos presentados por Igor, Julia y J&F, contrastándolos con las experiencias de numerosas tiendas y distribuidoras españolas.

Que el espaldarazo no carecía de bases sólidas, viene ratificado por el hecho de que poco después de que Ludotecnia sacara Mutantes en la sombra (1991), en España ya estaban presentes el Vampiro, y el Dungeon & Dragons, como ya he mencionado, y en que a partir de aquellos años iniciales y hasta 1995, serían numerosas las editoriales de todos los tamaños que se fueron sumando a la corriente.

8.- Sigue…

No hay mucho más, la llegada del Dungeon, supuso que la cosa despeguara hasta ser como la conocemos en la actualidad. No es por nada, pero en 1993 se editaban 2 revistas sobre rol, la Líder y la Dragón, a la que se sumaría Dosdediez, de La Factoria de Ideas, y por si fuera poco había numerosos fancines.

9.- ¿Fue importante?

Evidentemente. Soy de la opinión de que si no se hubiera demostrado que el mercado español estaba preparado para consumir rol (en cuanto a infraestructuras y público objetivo), difícilmente habría desembarcado el juego de TSR, ni como consecuencia habría eclosionado el mundillo como lo hizo en 1993. Aunque esto no deja de ser una opinión.

10.- Sigo sin verlo.

Aquello supuso un cierto clímax, la bendición, un empujón soberbio que ratificaba que el sector estaba haciendo lo correcto. Hoy este tipo de cosas no suponen nada porque forma parte de lo corriente que cualquier JdR de éxito se traduzca inmediatamente, es lo habitual, pero en aquel momento lo del Dungeon, por extraordinario, nos hizo soñar a todos ya que su aparición en el mercado suponía haber alcanzado una cierta mayoría de edad que nos atañía a todos (editoriales, tiendas y aficionados).

11.- No he leído mucho al respecto.

Hay un velo de silencio sobre esa época que a veces escuece. Joc Internacional hizo un esfuerzo enorme, tanto en traducciones (las ahorro, porque basta echar un vistazo a su catálogo) como en apoyo a la producción autóctona (Aquelarre nos ganó por la mano, siendo publicado a finales 1990, y fue un auténtico revulsivo), lo que facilitó que se viviera un bonito momento de euforia en el que tuvimos la suerte de participar. Se vendía bien porque había confianza, y las tiendas se situaron en primera línea, apoyando cualquier iniciativa que saliera, por rara que fuera.

12.- ¿Cómo os llevábais?

Muy bien, si entendemos este concepto dentro de los parámetros de una competencia fuerte pero sana. Yo no entré hasta finales de 1991, y una vez hecho, me encargaba de las ilustraciones y poco más, por lo que sólo puedo hablar de oídas. Ahora bien, por lo que escuchaba por boca de Igor y J&F, la relación con el resto de editoriales era fluida en todos los casos y especial con Joc, pues me consta que con Françesc Matas y Eduard García (Joc) se hablaba muy a menudo, del estado de la afición, de las posibilidades de mejorar el mercado, de los formatos de edición, y de un montón de cosas más.

13.- ¿Buen rollito?

Yo juraría que sí (es otra opinión), y en cierto modo aquello me recuerda a lo que se está viviendo en la actualidad entre las llamadas iniciativas independientes, o en palabras de un editor en horas bajas y sus seguidores: iniciativas no profesionales. La única manera de mejorar en algo era y sigue siendo ésa: compartir experiencias, y en ese sentido cabe decir que se compartían y se aplicaban, sin por ello ceder un ápice en los respectivos intereses de los diferentes integrantes del mercado.

14.- ¿Destacarías algo?

Tarde o temprano alguien se atreverá a levantar un monumento a Joc Internacional por haber puesto los cimientos de lo que ahora conocemos como mundillo. Si me lo permites, me gustaría decir que fue gratificante compartir espacio con ellos mientras anduvimos juntos, y eso que estuvimos vetados en la Líder durante un buen trecho [risas]; y que lamento su triste final, porque a la postre vino a suponer la ausencia de un equilibrio natural y necesario entre grandes, que no se ha vuelto a dar hasta comienzos de esta década (aunque no de aquella manera), y que resultó desastroso para todos.

15.- No suena muy creíble, ¿algún mal rollo tuvo que existir?

Evidentemente que hubo algunos malos rollos y abundantes malentendidos, pero mirados desde la perspectiva de saber las turbulencias y marrullerías que asolaron el mundo editorial rolero a partir de 1995, créeme si te digo que miro aquellos tiempos con auténtica añoranza y una buena dosis de ternura.

16.- ¿Cuánto duró aquel fenómeno?

Hasta 1995. A partir de 1992, poco a poco se habían ido sumando nuevas iniciativas: La Factoría de Ideas, M+D, Cronópilis, Kerykion, Farsa’s Wagon, etcétera (Analaya y otros), que se unieron al trabajo de Joc Internacional, Zinco, y por supuesto de Ludotecnia. Para que nos hagamos una idea, lo que ocurría en 1994 era más o menos como si hoy el aficionado pudiera disponer de los productos editados por 2 EDGE, 1 Devir, 2 Nosolorol, 1 Sombra, y Ludotecnia, en tiendas repletas de producto y voraces por explicar lo que hiciera falta a cualquiera que se acercara al mostrador.

J.A. Tellaexte y Editorial Ludotecnia ®

¡Exclusiva! Este es el logo del no-nato juego “Fifth Protocol”

17.- ¿Qué ocurrió entonces?

Llegó el sistema americano de distribución de la mano de Distrimagen, nos pilló en medio de una crisis económica (hoy se está rememorando a cuenta de la que estamos sufriendo) que afectó principalmente a las distribuidoras pequeñas y que se llevó por delante a alguna tienda, y contra todo pronóstico, el idílico paisaje se fue al carajo en apenas dos años más.

18.- ¿Por qué contra todo pronóstico?

Porque de no haber intervenido una intencionalidad concreta, aquel mercado habría aguantado, ya que cuando lo retomamos a finales de 1996, sus restos nos permitieron subsistir hasta mediados de 1999, con el agravante de que nos distribuíamos nosotros mismos.

19.- Qué escueto, ¿no?

La verdad es que no hay mucho más que decir. Además, tú querías hablar del pasado, y el auténtico pasado se terminó ahí.

20.- Yo había leído que el asesino del rol y las cartas…

Aquel hecho funesto y las cartas fueron la coartada que sirvió para ocultar que el mundillo editorial había sido desmantelado desde dentro a partir de 1994. Lo que quedaba de él tenía muy pocas posibilidades de responder ante imprevistos (de hecho apenas lo hizo), y por tanto quedaba al arbitrio de quien realmente manejaba el cotarro.

21.- Interesante, cuenta.

Es muy largo, encajará mejor en la próxima vez que volvamos a un pasado menos lejano.

22.- ¿De qué hablamos mañana?

De lo que quieras con tal de…

23.- ¡Vale, lo entiendo! ¿Qué tal Quidam?

Por mí, está bien.

24.- Pero pasado mañana volvemos donde lo hemos dejado…

De acuerdo, pero mañana vuelvo a elegir la música yo.

25.- ¿Puedes decirme por dónde vas a tirar?

¿Qué tal ópera?

Archivado en Editorial Ludotecnia,Entrevistas,J.A Tellaexte Isusi,Rol | 5 respuestas

5 Respuestas to “Memorias de un ángel caído [III] (Tellaexte vs Tellaexte)”

  1. Avatarel 07 Oct 2008 a las 16:01 1

    Yo con lo que alucino es con la cantidad de material gráfico que te está pasando este hombre. Bueno, Jose, habrás dejado de ser editorial durante años, ¡pero al menos no se puede decir que no tuvieras las portadas listas! :mrgreen:

  2. Nah Aloneel 07 Oct 2008 a las 16:53 2

    Esta prevista la creación de una galería de imágenes de Jose Tellaexte… 8)

  3. Avatarel 07 Oct 2008 a las 19:50 3

    Cuidado, que luego te hablan rodilleras, y con razón… :mrgreen:

  4. Nah Aloneel 07 Oct 2008 a las 22:01 4

    El que lo diga sera porque las usa… :mrgreen:

    No es mi caso 8)

  5. Norenel 08 Oct 2008 a las 17:44 5

    Es magnífico oir hablar de ese pasado tan a menudo comentado, tan a menudo referido y tan a menudo targiversado a través de las palabras de alguien que lo vivió (y disfrutó,… y padeció). Al margen de que el sr. Tellaetxe caiga bien o mal a algunos, no se puede negar que esto está siendo tanto una clase de historia como una presentación de los próximos productos de Ludotecnia para sacarse el sombrero.
    Ojalá esta serie de entrevistas durasen eternamente…