Alex de la Iglesia en la Marca del Este

Posted by el Miércoles, julio 7th, 2010

Esto del mundial es lo que tiene, te enteras de ciertas cosas con retraso (aunque solo sea 24 horas)

Ayer los camaradas de Aventuras en la Marca del Este publicaron una entrevista con Alex de la Iglesia (si, si, ESE Alex de la Iglesia).

Con razón se llevaron el premio Poliedro al Mejor Medio de Difusión del Rol Online… 😉 , por no hablar del retroclon de AD&D que están haciendo…

Os pongo la primera pregunta, que me ha encantado :mrgreen: , y el resto os lo leéis allí, que para eso se lo han currado ellos…

¿Cuál fue tu primer contacto con los juegos de rol y cómo fueron tus comienzos?.

Mi primer contacto con el rol fue viendo E.T. Asi de fuerte. ¿A qué cojones jugaban esos chavales?, me preguntaba en el estreno. La película fue un impacto, pero recuerdo salir mascullando con mis amigos acerca de ese juego extraño que jugaban los personajes apasionadamente, hablando de conjuros. El ambiente cálido de la casa, los niños jugando en la cocina, pedir por teléfono pizzas… Son cosas que ahora resultan naturales, pero por aquel entonces yo creo que no existía servicios de comida a domicilio, por lo menos no era habitual para mí. E. T. es del 82. Yo tenía ya 18 añazos. Estaba, si mal no recuerdo, en mi primer curso de universidad. No era el momento de jugar, precisamente. Lo curioso es que, pese a todo, aquella imagen de los chavales jugando a un juego con monstruos y puertas me fascinó. Sentía esa misma sensación que tuve al entrar en el Empire State Building. Un mundo pasado que yo no había vivido, y que, por otro lado, representaba el futuro para mí. El Empire State tiene escaleras mecánicas… de madera. Nuestras madres, incluso nuestras abuelas habrían podido moverse normalmente por esas escaleras que no conocieron. Un pasado-futuro. Una contradicción inquietante. ¿Cómo me lo perdí? ¿Por qué? Sentí algo parecido con ese juego maravilloso que me llegaba tarde. La edición en America es del 77, el año de Star Wars. Todo encaja… Quizá E.T. sea la película que me provocó la primera sensación de nostalgia por la infancia, en parte generada por aquel juego fascinante. Tres años después, aparecía la edición de Dalmau Carles, pero antes de eso, yo ya viajé a Londres a buscar las cajas básicas… Encontré la segunda, y me dió pena comprarla al faltarme la primera. Esperé, por tanto, para jugar, a la edición española.

Mi preferido es la llamada de Cthulhu, es su primera edición, la normal. Tengo todo, pero no me interesa la edición D20 ni la revisión de el rastro de cthulhu, aunque las tengo y las leo. Si te gusta y te enganchas a algo es difícil salir de ahí. Cuando conseguimos la primera edición, mis amigos y yo nos volvimos locos. Dungeons nos gustaba, pero por aquella época se nos quedaba pelín infantil. (ahora curiosamente no, ahora es perfecto). Cthulhu era el sueño, una alucinación, un juego de terror ambientado en Lovecraft!!!!!! No me lo creía. Fue algo más que emocionante. Fue acojonante. Yo creo que el juego de Cthulhu es más importante en mi vida que nada. Un ejemplo: es a partir del juego de Cthulhu como concebí El día de la bestia, nada menos. El cura no es más que un jugador, un experto en ocultismo, anciano, y armado con una recortada. Bufff, me tiraría horas hablando de esto.

Que grandes son, coño… 😀

Archivado en Entrevistas,Rol | Una respuesta

Una Respuesta to “Alex de la Iglesia en la Marca del Este”

  1. fateluxel 08 Jul 2010 a las 9:42 1

    Increíbles¡¡¡¡ Y más increíble el genial Alex de la Iglesia, que tipo más grande¡¡¡¡